Lámparas de sal

Lámparas de sal

Las lámparas de sal son objetos artesanales que se elaboran tras la perforación de una piedra de sal, en la que se introduce una luz incandescente que ilumina gracias a las propiedades ópticas del mineral que la contiene. 

Tener lámparas de sal  en el hogar es, además de una excelente propuesta decorativa, una renovación de energía y una herramienta perfecta para lograr un clima cálido y confortable en cualquier rincón de casa. 

Se dice que las lámparas de sal contribuyen a un ambiente saludable: sus mágicas cualidades naturales llevan a una liberación del estrés en los habitantes del lugar, además de una eliminación de las energías negativas. 

El efecto que producen tiene que ver con una ionización del aire, contrarrestando las carencias de los iones negativos y reduciendo notoriamente los agentes contaminantes interiores del aire. 

Si bien las lámparas de sal no constituyen un dispositivo médico, para quienes creen en la polarización de las energías y las filosofías aplicadas a la decoración de interiores (como por ejemplo, el feng shui), tenerlas en casa es una excelente opción para mejorar la rutina. 

Se les suele dar un uso como “purificadoras del aire”, debido a las propiedades naturales de sus cristales de sal que logran absorber la humedad del aire y que, cuando se evaporan por el efecto calórico de la vela o lamparita, produce una liberación de iones negativos que permiten barrer las partículas contaminantes, como por ejemplo las bacterias. 

Así, se evita inhalarlas e introducirlas al organismo, causando todo tipo de enfermedades como un dolor de cabeza, fatiga o inconvenientes respiratorios como asma o bronquitis. 

¿Cómo están elaboradas las lámparas de sal? ¿Cómo hacerlas?

En verdad, se trata de lámparas equipadas con una lamparita, un interruptor y un enchufe como cualquier otra, pero presentan la particularidad de tener una pantalla constituida por cristales de sal.

Estos cristales tienen miles de años de antigüedad, y se extraen principalmente de zonas del Himalaya, Rusia y Europa central. 

Lo interesante de las lámparas de sal es, además de su composición, cómo están elaboradas artesanalmente. Los cristales están tallados de una forma en la que en su interior puede introducirse la lamparita o incluso una vela regular, para que al encenderse produzca una energía lumínica diferente a cualquier otra. 

¿Dónde conviene colocar las lámparas de sal? ¿Dónde ubicarlas?

Las lámparas de sal son utilizadas para fines terapéuticos, y se las suele ubicar en gabinetes de masajes, terapias alternativas o salones de yoga y pilates.

En los hogares comunes, quedan muy bien en salas de lectura, habitaciones dormitorias y hasta en el baño. Su disposición es opcional según los gustos de iluminación de cada persona. 

Suelen ser de color anaranjado, ámbar, amarillo o blanco. Algunas son más rojizas. El efecto de color de la iluminación también ofrece propiedades curativas y estimula diferentes emociones en cada caso. 

Recomendamos sumar una al hogar para experimentar los bellos beneficios de las lámparas de sal y renovar el aspecto y la energía del hogar con un simple paso. Quienes las incorporan, no dejan de encenderlas y ofrecerlas como un regalo creativo e innovador. 

Deja un comentario

Cerrar menú